Compañía
  • stampa pagina
  • segnala

Compañía

Compañía Gemata con sede en Trissino, provincia de Vicenza, nació en 1972 y en los últimos años se ha convertido en el líder mundial de los fabricantes de máquinas para el acabado de pieles.

Esta primacía se ha alcanzado gracias a la capacidad de industrializar el producto, de estandarizarlo y de escuchar las exigencias de cada cliente con el cual la empresa establece una relación de cercanía constante y de colaboración en la fase anterior a la venta y, posteriormente, de asistencia puntual, rápida y especializada.

El viraje de la sociedad – en un principio taller que trabajaba por cuenta de terceros, más adelante fábrica de máquinas para la elaboración de pieles ovinas-caprinas – se produjo en 1992 con la renovación de su propio personal: desde una facturación de 6/7000 millones de viejas liras con 37 trabajadores, la empresa inició un crecimiento y una expansión imparables hasta alcanzar la actual facturación de casi 20 millones de euros, obtenida gracias al trabajo de más de 100 empleados.

En los dos establecimientos de Trissino (VI), además de las máquinas para el acabado de las pieles, se producen máquinas e instalaciones para el acabado de la piel sintética, del cuero regenerado, del tejido, del papel, de la goma y del vidrio. Además, se fabrican máquinas espumadoras para generar emulsiones de productos químicos y aire con densidades que varían de 200 a 950 gramos/litro, que no se utilizan solamente en curtiduría, sino también en el sector textil y en las industrias que producen artículos expansos.

Desde hace algunos años, Gemata produce máquinas e instalaciones para la automatización en las curtidurías: cintas transportadoras, máquinas seleccionadoras y máquinas para apilar las pieles al final de las diferentes fases de elaboración.

Desde una perspectiva puramente productiva cabe subrayar la calidad de los modelos, la precisión de fabricación, la utilización de materiales de alta calidad, la facilidad y la estabilidad de regulación que garantizan rapidez y simplicidad operativa y permiten utilizar toda la potencialidad productiva de las máquinas en condiciones de gran fiabilidad con el paso del tiempo.

En abril de 1999, Gemata fue la primera empresa en el sector de los fabricantes de máquinas para la curtiduría en obtener la Certificación de Calidad ISO 9002, en julio de 2001 la Certificación Medioambiental ISO 14001 y en junio de 2003 la Certificación de Calidad ISO 9001:2000.

Otro elemento que caracteriza Gemata es el servicio posventa. La asistencia la realizan directamente nuestros técnicos especializados, siempre disponibles y listos para intervenir en todos los países del mundo con visitas programadas o, gestionando las urgencias, en el tiempo máximo de 48 horas.

La empresa está dirigida por un consejo de administración formado por dos administradores delegados que coordinan y gestionan la parte administrativa y financiera y la parte técnica, productiva y comercial, respectivamente.

La actividad empresarial la realizan 60 obreros calificados y 41 empleados (9 licenciados).

Todos los productos se diseñan en la oficina de investigación y desarrollo de la empresa, formada por 12 proyectistas electrónicos y mecánicos que traducen las necesidades de los clientes de forma rápida, económica y eficaz en un producto satisfactorio, monitorizado y mejorado constantemente.

Los proyectistas de Gemata se dedican constantemente a proyectos de investigación que a menudo implican a empresas e institutos de investigación extranjeros.

En las actividades de investigación se implican también las mayores empresas de productos químicos, como Bayer, Basf, TFL, Stahl, Clariant, etc., que experimentan en sus laboratorios de investigación los nuevos productos químicos en las máquinas Gemata, que a su vez se modifican y adaptan a las nuevas exigencias.